Mi    blog   de   viajes   para   todos

Islas griegas

Pues aquí va mi viaje por  Grecia,  consistió en 15 días a finales de junio. Partimos desde Barcelona vuelo directo a Atenas. Y la verdad es que hemos vuelto muy contentos, nos ha gustado mucho, paisajísticamente puede no ser tan espectacular como otros lugares (el año pasado habíamos estado en Noruega) pero hay otras muchas cosas que compensan, la comida es buenísima, los precios muy asequible, el tiempo estupendo,  en las islas corre viento,es más en la sombra, algunas veces viene bien una chaqueta finita. Hay infinitos rincones tan tan idílicos que parecen un sueño.

Os cuento, como siempre, mi ruta detallada y luego os digo lo que, a mi parecer, es imprescindible, íbamos con dos niños de 5 y 6  años. Así es que todas las excursiones fueron realizadas también por ellos dos.

De todos los sitios donde comimos,  sólo nombraré los que realmente nos gustaron mucho.

DIA 1:  BARCELONA–ATENAS :  Llegamos tarde y nos fuimos directos al hotel .

DIA 2:  ATENAS: Coincidió que era domingo así es que fuimos a ver el mercado de la plaza Monastiraki, muchísimo ambiente, y muy curioso, lo recomiendo. Luego fuimos al barrio de Plaka y a ver la Acrópolis. Después, nos habían aconsejado, ir a la calle de Anafiotyka, al lado de la Acrópolis, y era una calle preciosa, la que más nos gustó de Atenas, no os la perdáis. Después fuimos a ver la Manifestación de Syntagma, a tope de gente.

DIA 3:ATENAS—PIREO—PAROS:  Madrugamos para dar una vuelta por Evripidou, nos habían dicho que era la Atenas auténtica, y llevaban razón, nos encantó pasear por los mercados de fruta y verduras (todo baratísimo), por el mercado de la carne y el mercado del pescado. También compramos un paquetón de té de roca que estaba buenísimo. A las 12 nos fuimos al puerto porque salía nuestro barco hacia Paros.

DIA 4: PAROS: Nos alojamos en una casita encantadora, estaba en lo alto de una colina, se veía todo el mar, tenía unas tumbonas y mesa de jardín donde desayunábamos todas las mañanas, os copio el link porque merecía la pena, fue el mejor alojamiento de los 15 días. Pero es necesario coche de alquiler porque está fuera de cualquier civilización. http://www.tranquilityvillas.gr/loulouka.html. Por la mañana se levantó mucho viento y nos recomendaron que fuéramos a la playa de Santa Marta porque estaba recogida, la playa no nos pareció espectacular pero sí sus aguas, cristalinas, transparentes. Después de darnos un baño nos fuimos al pueblecito de Naousa, qué bonito!, esto mejor no explicarlo, hay que verlo, parece que el agua del mar se mete entre el pueblo, de hecho a la vez que comes, puedes tocar un barco y el mar, os lo recomiendo 100%, aquí comimos en un lugar que recomendaba la guía de Lonely Planet, se llamaba Moschonas, fue el mejor pescado que comimos en el viaje, y baratísimo, un plato enorme de croquetas de tomate, una bandeja de pescaditos fritos variados, 1 ensalada griega y un plato con calamar a la plancha enorme, más la bebida nos costó 30€ (comida para cuatro adultos). Ya por la tarde fuimos a la playa de Kolymbythres, la que más nos gustó de Paros, genial para el baño con los niños porque no cubría. Después fuimos a Parikia y aquí ya vimos la puesta del sol, tiene algunas calles bonitas pero me pareció muchísimo más turístico y con  menos encanto que Naousa.

Foto de Naousa en Paros foto del puerto de Nasousa Foto de restaruantes en Naousa1

PAROS

DIA 5: PAROS—ANTIPAROS–PAROS. Salen barcos diarios a Antiparos desde Paros desde dos lugares, desde Parikia (mucho más caro) y desde Punta, mucho más barato 1€ por persona+6€ del coche, os recomiendo que lo paséis si queréis ver un poquito la isla.
Aquí fue la primera decepción del viaje, las cuevas, están mal cuidadas, con pintadas y si habéis visitado otras de España, no os aportaran mucho, yo había estado el año pasado en las de Nerja y son muchísimo más espectaculares que las de Antiparos, por lo menos éstas eran baratas 5€.  El pueblecito sí me gustó mucho, paseas sólo sin gentes, y las playas son enteras para ti, había una con árboles que daba sombra hasta el mismo mar, muy chula. Las aguas de nuevo tan cristalinas y paradisiacas como la primera.

DIA 6: PAROS—MYKONOS–PAROS. cogimos un ferry rápido, salía a las 11 y llegaba a las 11:45, bastante caro 25€ la ida y 25€ la vuelta. Pero había leído que merecía mucho la pena el pueblo de Chora de Mykonos, que además es justamente donde te deja el barco, así es que no tienes ni que alquilar coche allí, llegas andando desde el mismo puerto. A mí personalmente fue lo que más me gustó de las 7 islas que visitamos, este pueblo es divino, lástima que hay muchísima gente y muchas tiendas, pero es de casas auténticas de verdad, no hoteles, sino un pueblo maravilloso, una gozada pasear por sus callejuelas, si te sales de la principal, hay menos gente, y cada rincón es digno de fotografía. Aquí también comimos de maravilla en el restaurante que recomendaba la guía de MADOUPAS, está en el mismo puerto, frente al mar. Tienen unos cuantos platos griegos escritos en un panel y son muy ricos y grandes, inmensos. Las ensaladas también buenísimas, y como siempre alrededor de 15€ por persona. La vuelta a Paros fue en el último ferry que salía, a las 17:40, tiempo suficiente para ver a fondo el pueblo de Chora, que había leído en la guía que era el más bonito de Mykonos, y tirarte un ratito en su misma playa. Nosotros, esta vez, en lugar de playa preferimos tomarnos un frapé en uno de esos bares idílicos que hay al borde del mar. Eso sí, aquí el frapé vale 4,5€, frente a los 2€ que se solíamos pagar en Atenas o Paros.

molinos de Mikonos playa de Mikonos

MIKONOS

DIA 7: PAROS—NAXOS–PAROS.  El barco que va a Naxos  cuesta ida 7,5€ por persona y 26€ pasar el coche. Aunque estaban recomendados en la guía los pueblos de Alki y Apiranhos, a mí no me gustaron nada ninguno de los dos. Sin embargo la playa de Mikri Vigla de Naxos fue la playa que más me gustó del viaje, ésta además de aguas paradisiacas también tenía la arena muy clara, fue la que más se asemejó a una playa caribeña, y por lo que leí en la guía aún debe haber en Paros otra playa con arena blanca. Esta vez también comimos de maravilla haciendo caso a la guía, el restaurante se llamaba Meltemi en el pueblo de Hora de Naxos. Os recomiendo los tomates rellenos, buenísimos, y el calamar fresco relleno de quesos al grill, además te enseñan fotos de todas las comidas con lo que puedes hacerte idea de lo que vas a comer. El pueblo de Hora no está mal, no tan cuidado como los de Paros o Mykonos pero bastante auténtico, tiene muchos callejones chulos.

Foto del pueblo de Naxos, Grecia

Pueblo de Naxos en Grecia


A las 17:25 cogimos el barco de vuelta a Paros.
DIA 8: PAROS: Este día nos quedamos a conocer más pueblos de Paros, Lefkes muy  muy bonito, Piso Livali un poco turistón, Kostos muy pequeñito pero con una plaza con iglesia digna de foto.
 
DIA 9: PAROS–MILOS. Cogimos el barco a las 8:40 y llegaba a Milos a la 13, el viaje costaba 17€. Nada más llegar al puerto paramos a comer en Adamas en el restaurante FLISVOS, está en el puerto frente al mar, este fue mi restaurante preferido del viaje, menudas berenjenas gratinadas con queso y rellenas de carne, buenísimas, las ensaladas enormes y por menos de 15€ persona y encima nos invitaron al postre.  Luego nos fuimos a ver el pueblecito de Plaka, qué chulo, subid hasta arriba del todo, por encima de una iglesia, hay unas vistas espectaculares.

DIA 10: MILOS: Empezamos el día en la playa de Papafragas, alucinante, parecía un pequeño fiordo. Luego fuimos a Sarakiniko que es todo piedra blanca con una playa de agua transparente. Después de un fresquito baño porque hacía mucho viento nos fuimos a comer a Plaka, al restaurante Archondouka, en la calle principal del pueblo, preguntad a cualquiera, aquí también nos pusieron unas berenjenas con queso de muerte, y el cerdo con salsa de miel, riquísimo, de nuevo nos invitaron al postre. Estos dos restaurantes de Milos fueron los mejores del viaje.
Por la tarde fuimos a ver los pueblecitos de pescadores, son pequeños, de una única calle pero lo más auténtico del viaje, algunos son de colorines, y todos ellos encantadores. Los más bonitos son Mandrakia, Firopotamos, Fourkovouni y Areti, este último más normalito.

Pueblo de Milos en Grecia Pueblo de Milos en Grecia

MILOS

DIA 11: MILOS—FOLEGANDROS—SANTORINI:  Cogimos barco hacia Folegandros que salía a las 7 de Milos y llegaba a las 9:30, 9€ por persona. Folegandros preciosa isla, os la recomiendo sin lugar a dudas, puedes bajarte y quedarte 4 o 5 horas en esta isla, hay un bus esperando a la llegada del ferry para llevarte al pueblo de Chora que cuesta 1,6€, qué bonito, nos gustó muchísimo. En el mismo pueblo hicimos una pequeña excursión andando hasta la iglesia de Panagia, duraba unos 15 minutos y tenía bonitas vistas del pueblo. Comimos en el restaurante de Pounta, lugar en el que nada más llegar del ferry nos guardaron las maletas al decirles que iríamos a comer allí, el lugar era muy agradable puesto que las mesas están en un jardincito como los de antes, un lugar agradable, aunque sólo sea para tomar un frapé, la comida normal. A la vuelta volvimos a coger el bus que sale del mismo lugar donde nos dejó y nos llevó al puerto, allí estuvimos un buen rato tirados en una playita muy agradable que hay al lado del mismo puerto.
A las 16:20 cogimos el barco que nos llevaba a Santorini y su precio era de 8€.

Playa en pueblo de Folegandros, Grecia

Playa en pueblo de Folegandros, Grecia


DIA 12: santorini: El primer día fuimos a la playa negra de Perisa, no nos gustó, llena de sombrillas y hamacas para alquilar, turistón, lo único la arena negra, sin más. Luego fuimos a la playa Red beach, había que andar un ratito con lo que imaginamos que estaría menos explotada, pues sorprendentemente también estaba con sombrillas, hamacas…y todo lo que necesitases alquilar.
Luego fuimos a Fira y aunque sí es bonito, nos decepcionó muchísimo, llenísimo de joyerías, tiendas de recuerdos…a tope de gente que no podías ni andar, todos nos quedamos bastante chafados. Comimos en el restuarante Nicolas de Fira que estaba recomendado en la guía y no nos gustó nada. Este fue el gran desengaño del viaje.
Vista de Santorini sobre la montaña Foto de Santorini Foto de puesta de sol en Santorini

SANTORINI

DÍA 13: Santorini: Contratamos la excursión de medio día puesto que la de día entero nos habían dicho que era un poco timada, que con una hora en el volcán y otra en las aguas calientes era suficiente, así es que así lo hicimos, la excursión de medio día cuesta 20€, y es de 11 a 14, te recoge un velero en el puerto de Fira y a las 14 te vuelve a dejar allí. La bajada desde Fira al puerto tiene un fuerte desnivel, nosotros la bajada la hicimos andando pero a la vuelta eran las 14:00 y encima subida y con todo el solazo, así es que decidimos subir en burro, 5€ por persona.
El volcán pues no está mal, pero nada que ver con el del Timanfalla de Lanzarote, con una hora más que suficiente. Además hace muchísimo calor, y las aguas de calientes calientes nada, algo menos frescas sí, pero la gente iba diciendo por ahí que era un timo lo de aguas calientes.
Al subir con burro, justo cuando te bajas, en la última subida andando hasta que llegas a la calle principal de Thira, a mano izquierda hay un restaurante que se llama Volcano Blue Tavern, tiene unas vistas espectaculares y comimos un menú degustación para dos personas riquísimo (ensalada griega, fava, croquetas de tomate, Mousaka, vino blanco, pan y postre riquísimo) todo por 28€ las dos personas. Lo recomiendo. Después de comer nos fuimos a Oia, por fin, precioso, precioso, precioso, una maravilla de pueblo, a mí me encantó, mil fotos de postal. Su visita mereció el largo recorrido hasta Santorini. Es un lugar romantiquísimo.
Luego nos fuimos a ver la puesta de sol al faro, nos habían recomendado este lugar porque había mucha menos masificación que en Oia.
Preciosa puesta de sol en el faro.

DÍA 14: Santorini: Fuimos a sacar los billetes para coger el barco que partía hacia Atenas a las 11 y resultó que ya estaba lleno con lo que los sacamos para el que salía a las 00:40 y llegaba a la mañana siguiente al Pireo. Nos fuimos a pasar la mañana a playa negra y luego por la tarde a ver esta vez la puesta de sol a Oia y a cenar de despedida en una de sus maravillosas terrazas sobre el mar, cenamos en Skala, muy bien.

DIA 15: ATENAS—BARCELONA.
Y como conclusión, os digo a continuación, lo que a mi parecer  ha sido lo más bonito de nuestro viaje por Atenas e islas griegas, y que no deberíais perderos si os acercáis a este país:

Para mí lo mejor ha sido Naousa en Paros, Chora en Mykonos, Chora en Folegandros y Oia en Santorini.

Como isla, la más bonita, por ser distinta, ha sido Milos.

Pero evidentemente esto es una opinión personal.

Espero haberos echado una mano a los que queráis visitad este país  y cualquier duda preguntarla aquí y así, la respuesta, la lee todo el mundo que esté interesado. Un abrazo viajeros!!!!

Share on Facebook